Parque Museo Humano

Se busca intervenir los límites del lugar definiendo el área en que el parque entra en contacto con la ciudad. El trabajo del borde le otorga una identidad reconocible al parque, identidad que pareciera estar hoy ausente. El parque se despliega como un extenso prado verde  que acoge las esculturas de Mario Irarrázaval generando recorridos fortuitos que formarán senderos de manera natural por el uso de los ocupantes del parque y de las visitas al lugar. Se construye el perímetro y por el contrario se deja un interior verde casi sin intervención para pasear y recorrer libremente.  Una contradicción aparente: dar un nuevo orden exterior para mantener un mundo interior que se cuida.

Todos los recursos se invierten concentrados en la mínima cantidad de m2 de manera de generar una pieza cargada de programa que es capaz de repercutir e irradiar la totalidad del lugar. Concentrar todos los esfuerzos en un solo objeto por sobre una estrategia de generar múltiples intervenciones fragmentadas.

1 Plaza: se configura como una explanada que se suma a la vereda, al circuito de calles, al memorial de carabineros y que sale a buscar la alameda. Una superficie horizontal a la ciudad que busca hacerse visible. La explanada se configura mediante dos muros que contienen el terreno y una gran escalinata que se constituye como un anfiteatro que activa el plano inferior de la plaza-escenario y vincula la alameda con el parque.
1 Parque: un gran prado verde  que permite un uso múltiple y flexible que recoge los actos que se dan en el lugar de manera espontánea: las esculturas en el prado
1 Pieza urbana: un pabellón trasparente que se posa sobre el parque y se asoma a la ciudad. El pabellón se desarrolla entre dos vacíos: una plaza abierta y un parque resguardado.  Una pieza a escala urbana que se suma al recorrido de los hitos urbanos del lugar en que se emplaza. Una pieza orientada que invita ir al parque y que vincula estos dos mundos a través de una rampa que comienza en la explanada de la plaza y conduce a través de un recorrido por medio de las esculturas que habitan el pabellón al interior del parque. Museo al aire libre, prevalece el parque sobre el pabellón que actúa como un telón de fondo, un escenario para las esculturas dispuestas libremente en el prado.

Proyecto: Parque Museo Humano
Arquitecto: DESE|Gonzalo Claro Arquitectos
Ubicación: Parque San Borja, Santiago. Chile
Equipo de Proyecto: Dirección de Extensión y Servicios Externos PUC: Rafaela Behrens, Florencia Rodriguez, Gonzalo Escobar, Mónica Flores, José Hernandez
Estado: Concurso
Área: 4.9Ha.
Año Proyecto: 2014